SUPERFICIE

La Ribera del Duero Soriana consta de 19 municipios, entre los cuales se encuentra Villálvaro.

Señorío de Villálvaro actualmente cuenta con alrededor de 7.000 cepas, todas ellas plantadas en vaso como se hacia tradicionalmente en la zona, distribuidas en  pequeños parajes o minifundios en el propio municipio.

CLIMATOLOGÍA

Villálvaro cuenta con una de las altitudes más altas de toda la Ribera del Duero, con 915m. sobre el nivel del mar.

El clima es mediterráneo continental, con inviernos largos y rigurosos y veranos secos y cálidos.

La temperatura media anual se halla en torno a los 11.5 grados centígrados.

Por su parte, la media en los meses estivales es de 29 grados, y de -1 grado en invierno.

Aunque los veranos son calurosos, se producen grandes oscilaciones térmicas día-noche durante la fase de maduración de la uva, lo que da lugar a una mejora en la calidad del fruto,  con un buen grado alcohólico y una acidez relativamente alta al mismo tiempo.

El viñedo no cuenta con regadío, ya que las cepas aguantan perfectamente la climatología extrema.

La media anual en precipitaciones es de 471 mm., siendo la más baja en agosto, con un promedio de 20 mm, mientras que en mayo alcanza su pico más alto, con un promedio de 55 mm.

VITICULTURA

Apostamos por una sostenibilidad total en las labores del viñedo.

De manera que, realizamos un control natural de plagas y enfermedades, aplicando únicamente productos ecológicos, así como la realización de técnicas vitícolas cuidadosas durante la producción de uva.

La longevidad de las cepas, cuya edad comprende desde los 80 hasta los 200 años, una alta densidad, la cual puede llegar hasta 7.000 cepas por hectárea, junto con la conducción en vaso de las mismas, dando lugar esta última a una limitación de la producción de forma manual, permiten que la calidad del fruto sea excepcional.

Cabe destacar la genética de las plantas, cuyas características son únicas, así como la influencia del suelo y el clima, convirtiendo a estas vides en un tesoro de valor incalculable.

Por tanto, como  principal objetivo, nos centramos en mantener este patrimonio vegetal; cuidando nuestros viñedos viejos, así como recuperando aquellos que han sido abandonados en la zona.

VARIEDAD

Trabajamos con dos variedades, siendo Tempranillo o tinta del país y Albillo mayor (variedad autóctona de la zona). Antiguamente se plantaban las dos variedades sin diferenciación alguna,  por lo que desde entonces conviven ambas en todos los minifundios.

ALBILLO MAYOR AUTÓCTONO DE LA ZONA

Adaptación muy buena, pronta maduración, grado entre 13-15º. Color de epidermis amarillo pardo. Hojas coriformes, racimos medios, prietos con bayas doradas de piel muy fina.

TEMPRANILLO

Excepcional adaptación. Seno peciolar cerrado, envés arañoso-velludo, racimos compactos de doble hombro y tamaño medio.

Suelos

Los diferentes minifundios cuentan con una gran variedad de suelos, todos ellos arcilloso-calcáreos, porosos, con mezcla de arena y piedra.

Sol

La vendimia es compleja debido a la ubicación de la plantación, la cual está distribuida en diferentes parajes, todos ellos con cepas de variedad tempranillo y albillo mayor.

La alta densidad,  la cual puede llegar a alcanzar las 7.000 cepas por hectárea, así como el marco de plantación, siendo de 1,20m x 1,20m, no permiten realizar una vendimia mecanizada, por lo que la realizamos de forma manual, con una rigurosa elección del fruto, introduciendo este en cajas de 15kg, para posteriormente realizar su transporte hacia la bodega.

Uvas

Todas nuestras cepas son viejas, con edades comprendidas entre 80 y 200 años, siendo la mayor parte de ellas prefiloxéricas.

Los rendimientos son muy bajos, obteniéndose apenas medio kg por cepa, por lo que para poder producir una botella de 0.75l,  en el mejor de los casos, seria necesario el fruto de tres cepas.

Nuestra dirección

C/ San Pedro, 33. Villálvaro (Soria)

Debes tener 18 años para poder acceder a la web

Por favor, introduce tu fecha de nacimiento

- -